Sobre mediados del siglo XIX, el estilo victoriano se impuso en Europa, en un período de optimismo, prosperidad y sociedades puritanas. En el hogar victoriano el eclecticismo dominaba la decoración, aunando diversos estilos para desembocar en la creación de ambientes cálidos. No se escatimaba demasiado en los colores, que estallaban en su amplia diversidad en las cortinas y las alfombras.

Los objetos, elementos y complementos decorativos, como adornos de todo tipo, figuras alusivas o grandes lámparas eran infaltables. Entre los motivos preferidos destacan los florales o de elementos de la naturaleza, pero siempre conservando la sutileza y conteniendo emociones desbocadas, muy lejos de la frondosidad, el lirismo y el romanticismo que caracterizarían posteriormente al Art Nouveau.

pantallas victorianas 1

Estos motivos en los objetos decorativos pueden ser aún hoy una buena alternativa para la estética de nuestro hogar, sobretodo en aquellos puntos de la casa donde buscamos agradar y ofrecer calidez. Por eso, propuestas de lámparas o pantallas en estilo victoriano pueden funcionar positivamente como un toque clásico y de historia en pasillos o recibidores, lugares a los que pueden brindarle todo su color y prestancia.

En las imágenes que acompañan estas palabras es posible apreciar dos pantallas realizadas con estos parámetros estéticos de la firma Estilo Victoriano, especializada en pantallas y lámparas con detalles decorativos que responden a distintos estilos artísticos. Poseen armazón forrado y una primera capa en seda, con paneles confeccionados en una delicada tela de algodón con pequeños y sutiles motivos florales. Mientras tanto, el contorno ha sido adornado con galón de hilo de seda y su borde inferior incluye flecos de perlas y canutillos.

pantallas victorianas 2