Dos combinaciones infalilbles

En muchas ocasiones hemos hablado de la combinación de colores. Hemos mencionado la importancia de atreverse a conjugar tonos estridentes con otros más suaves, o incluso aquellos que jamás se nos hubiera ocurrido.

Sin embargo para ello es preciso contar con una gran dosis de audacia. Pero ¿sabías que puedes optar por una combinación clásica y que tu casa luzca como de máxima vanguardia?

Hay dos combinaciones que nunca fallan: blanco y negro y Rojo y negro. Si escoges la primera, lograrás un ambiente “zen” y deberás seleccionar el mobiliario adecuado al estilo. Madera de wengue, colores neutros, líneas puras, objetos simples, velas, biombos, tapetes y almohadones harán el resto.

Para una combinación en rojo y negro, es preciso atreverse un poco más. Es ideal complementada con acero bruñido o inoxidable, detalle que puede estar presente en las patas de las sillas o sofás, bases de mesa, lámparas, etc.

Con ambos estilos lograrás darle a tu vivienda un toque muy personal y moderno.