¡Ya somos más de 700 mil usuarios únicos mensuales!.    Una publicación de hogarstyle.com
Decoración
Artículos de la categoría: Pavimentos

Suelos laminados, una opción práctica y decorativa

suelos laminados

Muchas veces nos aburrimos de los suelos del hogar, vemos como se deterioran o no les encontramos ya el atractivo decorativo de antaño. Ante esto, existen alternativas más simples que ponerse como objetivo cambiar los suelos, algo que sin dudas puede llegar a resultar complicado y lento en el marco de la vida cotidiana.

Una gran opción es el pavimento laminado, que sin dudas nos permite ganar en rapidez, practicidad y economía. Se trata de suelos que imitan madera, pero que en verdad están conformados por distintos materiales sintéticos. Su presentación incluye piezas en distintas formas geométricas, que nos dan una sensación muy real de la calidez y la elegancia de la madera.

La gran ventaja que suponen los suelos laminados es que para instalarlos no es necesario levantar el pavimento antiguo, sino que se incorporan sobre el suelo ya colocado. Son piezas de madera sintética que se aplican con distintos pegamentos o mediante machihembrado.

A diferencia de la madera original, los suelos laminados no requieren pulidos ni barnizados, aunque siempre es vital no dejar huecos entre las piezas, ya que de lo contrario allí podría acumularse líquido. Asimismo, los suelos laminados se caracterizan por su gran resistencia, teniendo en cuenta además que su sistema de sellado es muy eficiente, disminuyendo el riesgo de acumular suciedades. Es posible optar entre una completa gama de colores y acabados, como por ejemplo podemos ver en la alternativa de la foto, de la firma Pavimentos On Line.

Tipos de cerámica

La cerámica es uno de los materiales fabricados por el hombre más antiguos que se conocen. Data del Neolítico y su uso en la fabricación de recipientes y figuras es tan importante y extendido que han servido de referente para la datación en los yacimientos arqueológicos de muchas culturas antiguas. La palabra cerámica proviene del griego (sustancia quemada). El gran desarrollo de las técnicas para la cocción cerámica, proviene de China y llega a Occidente donde alcanza gran sofisticación gracias también a la influencia de los estilos árabes. Se extiende su uso a la construcción y hay diferentes tipos de cerámica en forma de azulejo, teja, baldosa y ladrillo.

El material fundamental es la arcilla, añadiéndole agua y sustancias minerales para producir los diferentes resultados. La técnica del vidriado hace posible el aumento de las posibilidades decorativas y de la variedad de acabados: terracota (vidriada y esmaltada), mayólica, gres, porcelana, loza, biscuit, etc. Se puede decorar con pintura, efectuando relieves, etc. El producto que se obtendrá está en relación con el tipo de arcilla que se emplee, de la temperatura y forma de cocción, resultando materiales porosos e impermeables. Los porosos han sido sometidos a vitrificación: arcillas cocidas (rojizas), loza italiana (anaranjada), loza inglesa (blanquecina), etc. Los impermeables se someten a altas temperaturas y se vitrifican, siendo el resultado un material impermeable y resistente, como el gres cerámico o la porcelana (de color blanco o translúcido, debe tener dos cocciones).

Tipos de cerámica

La versatilidad de la cerámica hace que esté presente en multitud de objetos desde vajillas a suelos y paredes. Utilizar este elemento en la decoración permite conjugar belleza y durabilidad del material con un precio económico y una fácil instalación. Los diseños actuales son realmente sorprendentes y merece la pena plantearse la elección para el hogar de este material, que no por tradicional ha dejado de innovar en diseños decorativos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR